Literatura

La primera edición de El Principito cumple 74 años y ha dejado millones de experiencias, ¿cuál fue la tuya?

Estaba en la primaria cuando tuve mi primer acercamiento con la obra de Antoine de Saint-Exupéry, El Principito.

No recuerdo qué año cursaba, pero recuerdo que en mi clase de matemáticas me enseñaban el tema de “las parábolas”, esas gráficas que ya no sé bien para que se usan, pero se que se parecen a aquella víbora que se comió a un elefante.

Mi madre se burló de mis gráficas y me hizo la observación en torno a El Principito; evidentemente yo no sabía de qué me hablaba y cuando le pregunté me entregó una copia del libro, bastante desgastada y publicada por Porrúa.

La leí con mucho trabajo, quizá tardé un año en terminar la historia.

Pasó el tiempo y el Principito se fue borrando de mi memoria hasta que en una fiesta de intelectualoides alguien regaló al cumpleañero la novela. En ese momento decidí que debía releer a Saint-Euxpéry y así lo hice.

La experiencia fue distinta, pues pude dedicar toda mi atención al libro y lo terminé en menos de una semana. ¿Tardé mucho?

La magia de la historia seguía ahí, pero había otra cosa: nostalgia.

Transcurrieron unos tres años y me enteré de que se había hecho una película en torno a la novela. Era noviembre de 2015 y todavía no sabía que el amor de mi vida estaba tan cerca.

Menciono lo anterior porque resulta que la primera cita con ese amor se dio una o dos semanas después del estreno de la cinta, y precisamente acordamos ver la función de El Principito juntos.

Y ahí, en la sala del cine, sabiendo todavía tan poco el uno del otro descubrimos que ambos éramos un par de llorones, pues ninguno pudo hacer nada cuando se escapó una lágrima hacia el final de la historia.

No vale abundar en detalles sobre la trama del filme y la relación que aún mantengo y que así pretendo que sea por el resto de mi vida; pero lo cierto es que El Principito nos unió.

En esa ocasión la nostalgia también se hizo presente; sin embargo la experiencia fue otra porque ya no estaba sola.

Por eso, a 74 años de la publicación de la novela, me pregunto: ¿cuántas vidas se han unido por esa historia?

¿Cuántas enseñanzas ha dejado la breve novela?

¿Qué sería de nosotros sin El Principito?

En realidad no atino ninguna respuesta y sólo puedo agregar… ¡Qué afortunados somos los que leímos a Saint-Euxpéry!

Y por eso debemos celebrar los primeros 74 años de su publicación.

Anuncios

0 comments on “La primera edición de El Principito cumple 74 años y ha dejado millones de experiencias, ¿cuál fue la tuya?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: