Pintura

Las ocho pinturas más provocadoras de Salvador Dalí

Salvador Dalí fue un genio que ha logrado que su obra, a pesar de los años, nos alcance y desubique cada vez que la vemos.

Dalí es uno de esos artistas que están destinados a nunca ser olvidados; es muy probable que los hijos de los hijos de los hijos de Jamlet sigan siendo fanáticos de su arte provocador y estudiosos de una de las personalidades más extravagantes del mundo del arte del Siglo XX.

El pintor, escultor y grabador español ha sido identificado con el surrealismo, pero durante su vida recorrió por los caminos del impresionismo, el dadaísmo y otras corrientes.

Y ese mostacho tan famoso fue inspirado, dicen sus biógrafos, en el bigote de Diego Velázquez, el otro gran maestro de la pintura española.

Dalí fue siempre un hombre polémico: rompió con los surrealistas porque consideraba que el movimiento podía ser apolítico y mantuvo discusiones artísticas y públicas con personajes como André Breton y Pablo Picasso.

Y quizá uno de los episodios más recordados de la vida de Dalí es su amor por Gala, la musa de la que se enamoró a pesar de la diferencia de edad, la razón por la que se enemistó con su padre y la mujer con la que vivió hasta que ella falleció.

Jamlet quiere compartirles ocho pinturas que adora de Dalí. Sí, solo ocho de las más de mil 500 que el genio español creó.

Anuncios

0 comments on “Las ocho pinturas más provocadoras de Salvador Dalí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: