Caronte: crónicas al inframundo

Alien Covenant – Caronte: crónicas al inframundo

Por Jim (@DirectorJim)

¡Saludos, viajeros a lo desconocido!, les saluda Caronte, barquero del Estigio. Debo confesar que podría acostumbrarme a la quietud y el vacío del espacio, donde he permanecido desde la semana pasada, listo para abordar una nueva nave con una nueva misión. Sin embargo, sé que es lo que buscan ustedes: el sudor frío y los gritos. ¿Los encontraremos en Covenant?

Cabe aclarar que, si bien no es necesario ver Prometeo (la película hace un gran trabajo en funcionar por sí misma), hacerlo permite comprender mucho mejor la historia y a los personajes que vemos en pantalla, como en esa primera escena, visualmente poderosa y que retoma los conflictos existenciales de la cinta anterior (¿ecos del director a su Blade Runner?).

Alien Covenant trailer - Imgur

De esa calma inicial, damos un salto al futuro, al interior de la Covenant y a la aparente calma que pronto habrá de ser interrumpida… La tragedia acontece y conoceremos a la tripulación, sus conflictos y los motivos de su misión, además de que seremos testigos de un incidente que habrá de desviarlos de la misma. En su conjunto, estos sucesos son la sección más lenta de la película, sobretodo porque no consiguen interesarte realmente por todos sus miembros.

Sin embargo, lo que sí logra es intrigarte, y conforme la flota investiga en aquél hábitat desconocido, un par de incautos serán víctimas de la tan esperada infección (no, no adivinas quién caerá primero); un contraste de ritmo brillante, que además de incrementar las preguntas, dan inicio a la acción y el horror, que no escatima en la sangre y la violencia explícita (esto raya en la clasificación C). Eso sí, a pesar de su efectividad, ¿por qué insistir en la estupidez de sus personajes para que la desgracia ocurra?

El planeta, antes esperanzador, se ha convertido en terreno hostil, y los exploradores deberán sobrevivir a sus condiciones y escapar a su peculiar “fauna”, mientras que, sin proponérselo, se adentran en un misterio aún mayor, lo que resulta en suspenso y decesos a partes iguales. Además, hay que decirlo, Ridley Scott ha encontrado en Michael Fassbender al pilar de su nueva saga, quien encarna y magnifica las dudas y ambiciones detrás de esta historia (además de levantar uno que otro momento que, de no ser por él, caería en lo ridículo).

Y sí, ¡finalmente hay respuestas! Si bien no todas las que nos prometieron, sí aclaran un par que eran fundamentales, incluyendo una que finalmente la enlaza con las cintas originales… Sin embargo, se acabó el tiempo: llega el tercer acto, y con ello, hay que correr como alma que lleva el diablo. Los enfrentamientos son intensos y los sobrevivientes demuestran coraje e ingenio, aunque con un par de efectos no tan bien logrados.

Como buen narrador, Scott se guarda un último as bajo la manga, que a pesar de que lucía un poco obvio, no disminuye el impacto de los últimos cuadros, que despide con una estrepitosa sinfonía, y luego, silencio.

¿El veredicto del barquero? Una bestia redentora.

Si bien la fórmula de la saga sigue siendo la misma, Scott consigue redimirse e, incluso, da sentido a su cinta anterior. Todo gracias a su gran manejo del ritmo, una fotografía sombría y la expansión del mito, las cuales enriquecen una experiencia que, de otro modo, pudo tornarse en algo monótono. Tal vez haya más intriga que gritos, pero créanme: los que hay, se oirán hasta el espacio.

Anuncios

0 comments on “Alien Covenant – Caronte: crónicas al inframundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: