Por qué amo a Conan Doyle

A Sir Arthur Conan Doyle lo leí tarde, cuando cursaba el bachillerato, luego de que un maestro de “lectura y redacción” hiciera un comentario en torno a su más grande creación: Sherlock Holmes.

No recuerdo bien qué dijo, pero debió de ser algo interesante porque “picó mi curiosidad” y me llevó a la biblioteca de la escuela a buscar algo del autor inglés quizá más célebre de su país –sí más célebre que J.K. Rowling–.

Sin duda necesitaba orientación porque para leer a Conan Doyle, entenderlo y maravillarte necesitas hacerlo ordenadamente. Por desgracia no había nadie que me sugiriera nada. Así que agarré lo que más llamó mi atención y creí más conveniente para empezar: Las Memorias de Sherlock Holmes. Fue un error, porque a pesar de que no es necesario conocer los libros anteriores, las mejores historias no están ahí –según mi gusto–. Entonces no me atrapó.

Un par de años después, cuando cursaba el primer semestre de la carrera de letras, tuve la fortuna de reencontrarme con la obra del inglés gracias a que dos de los que serían mis mejores amigos de la universidad eran apasionados del escritor.

Los detalles sobran para este caso, pero lo cierto es que por fin encontré la orientación que necesitaba, y uno de ellos me dio el Estudio en Escarlata. “Tienes que empezar con éste”, creo que me dijo.

Vaya sorpresa… La novela me atrapó desde la primera oración, y recuerdo que no tardé más de una semana en terminarla. A partir de entonces me sumé al club de los aficionados de Sherlock Holmes, del cual me declaro todavía integrante orgulloso.

Debo decir que las aventuras de este personaje anómalo para su tiempo –pues rompió con el maniqueísmo de la literatura clásica– explican gran parte de mi gusto por la novela policíaca, el misterio y el horror.

Además, descubrí que buena parte de la obra literaria del siglo XX y por supuesto del XXI, que me gusta, tiene orígenes en lecturas de Conan Doyle; quien nació un 22 de mayo, hace 158 años, y a quien debo mucho.

Pero sin duda debo más a esos dos amigos que me ayudaron a adentrarme en una de las sagas literarias más fascinantes de toda la historia, sin ellos quizá hoy seguiría sin orientación, intentando entender por qué todos deberíamos festejar el natalicio del escritor; el cual, por cierto, aportó más que a Holmes y Watson al mundo de las letras, pues es autor de la serie de libros que giran en torno al profesor Challenger, de más de 10 novelas históricas y de otros 27 títulos de ficción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: