Carta de Fernando Pessoa a Ofélia Queiroz

La palabra saudade es de origen portugués y aunque en realidad no tiene una traducción literal al español, se puede interpretar como la nostalgia o el vacío que uno siente cuando hace falta algo, o para ser más específicos: alguien.

Saudade fue una de las palabras favoritas del poeta portugués Fernando Pessoa, quien en muchas misivas la utilizó expresar el hueco que en más de una ocasión sintió por la ausencia de la única mujer que amó: Ofélia Queiroz.

La carta que esta semana llegó a los ojos de la Liebre Lunar es de la primera etapa de su romance, cuando todo era maravilloso, cuando su relación todavía no se convertía en un tormento.

Ofélia era 11 años menor que Fernando, quien la conoció cuando ésta apenas tenía 19. Terminaron su amorío una década después.

 

19 de marzo de 1920, a las 4 de la madrugada

Mi Amorcito, mi Bebé querido:

Son cerca de las 4 de la madrugada y, a pesar de tener todo el cuerpo dolorido y pidiendo reposo, acabo de desistir definitivamente de dormir. Hace tres noches que me ocurre lo mismo, pero la de hoy ha sido, desde luego, de las más horribles que he pasado en la vida. Por suerte para ti, amor mío, no puedes ni imaginártelo. No ha sido sólo la angina, con la estúpida obligación de tener que escupir cada dos minutos, lo que me ha impedido conciliar el sueño. Es que, aun no teniendo fiebre, deliraba, me sentía enloquecer, quería gritar, gemir en voz alta mil cosas disparatadas. Y todo ello, no sólo por influencia directa del malestar que crea la enfermedad, sino porque estuve todo el día de ayer pendiente de cosas que se están atrasando, relativas a la venida de mi familia, y por si fuera poco, recibí por medio de mi primo, que vino a verme a las 7 ½, una serie de noticias desagradables que no merece la pena contar aquí pues, afortunadamente, amor mío, nada tienen que ver contigo.

Además, estar enfermo precisamente en un momento en el que tengo tantas cosas urgentes que resolver, tantos asuntos que no puedo delegar en nadie. ¿Ves, mi Bebé adorado, cuál es el estado de ánimo en que llevo viviendo estos días, sobre todo estos dos últimos días? Y no te imaginas la saudade loca, la saudade constante que he tenido de ti. Cada vez, tu ausencia, aunque sea sólo de un día para otro, me deja abatido; ¡cuánto más no habría de sentir por no verte, amor mío, desde hace casi tres días!

Dime una cosa, amorcito: ¿por qué razón te muestras tan abatida y tan profundamente triste en tu segunda carta -la que mandaste ayer por mediación de Osório? Comprendo que sientas también saudade; pero te muestras con un nerviosismo, una tristeza, un abatimiento tales que me ha dolido inmensamente leer tu breve carta y ver cuánto sufrías.

¿Qué te pasa, amor, además de que estamos separados? ¿Te ha ocurrido algo peor? ¿Por qué hablas en un tono tan desesperado acerca de mi amor, como si dudases de él, cuando no tienes para ello motivo alguno?

Estoy enteramente solo -puede decirse así; pues aquí, los de la casa, que me han tratado realmente muy bien, lo hacen en todo caso por cumplir, y únicamente vienen a traerme un caldo, leche o algún que otro remedio durante el día; como era de esperar, no me hacen en absoluto compañía. Y entonces, a estas horas de la noche, me parece que estoy en un desierto; tengo sed y no hay quien me dé de beber; estoy medio perdiendo la cabeza debido a este aislamiento y ni siquiera tengo aquí a quien, por lo menos, me vele un poco mientras intento dormir.

Estoy ahíto de frío, voy a meterme en la cama para fingir que reposo. No sé cuándo te mandaré esta carta o si todavía añadiré alguna cosa más.

¡Ay, amor mío, mi Bebé, mi muñequita, quién te tuviese aquí! Muchos, muchos, muchos, muchos, muchos besos de tu, siempre tuyo.

Fernando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: