Rándom

Del abuelo Melquiades a Ulises Carrión, o al revés

Por Jenifer Balderas

Ulises Carrión fue un escritor mexicano que emigró a París y luego a Ámsterdam a principios de la década de 1970, con el fin no sólo de abandonar las limitaciones de su país, sino también la forma tradicional de hacer literatura.

De este modo, en 1974, en Ámsterdam escribió su “nuevo arte de hacer libros”, donde –a manera de aforismos– define el objeto libro, la prosa y la poesía, el espacio, el lenguaje, las estructuras y la lectura.

Sin embargo, este poeta siempre fue un marginado de la literatura, y es que sus colegas “pensaban en la poesía como palabra-canto, y se mostraban reacios a todo aquello que retirara a la poesía de ese ámbito”, recuerda Rodolfo Mata en su ensayoUlises Carrión y la poesía mexicana actual”.

Carrión se enemistó con muchos poetas, pero consiguió el respaldo de un peso pesado: Octavio Paz, quien para 1975 era director de la revista Plural, donde publicó el “El nuevo arte de hacer libros” e insertó sus “discos visuales” en el texto, los cuales no son más que un mecanismo arcaico para hacer poesía.

Estos discos visuales proponían una lectura no lineal de la poesía, cancelando la pasividad de los lectores y permitiéndoles participar en el proceso creador. Sin duda algo muy sencillo, pero innovador para su época.

En la actualidad se ha revalorado la obra de Carrión, e incluso hace poco en el Museo Jumex se presentó una exposición para reivindicar la relación del poeta con México. No obstante, su poesía sigue siendo poco reconocida.

Hoy el tema me ocupa porque me encontré con una nota muy curiosa en internet: el abuelo Melquiades, de 92 años, enseña a hacer canciones de reggaeton.

Resulta que el hombre se hizo viral luego de que el programa de España, El Hormiguero, publicara su video, en donde da las instrucciones para crear un tema de tan polémico género musical.

El abuelo Melquiades dice que para hacer reggaeton hay que tener un ritmo pegadizo; luego como estas canciones hablan siempre de lo mismo, entonces hay que crear campos semánticos relacionados con mujeres, sexo, y cotidianidad.

Después, hay que intercambiar las palabras y formar un estribillo como: “mami, yo puedo encenderte lento hasta el amanecer sin miedo”.

El resultado: un abuelo muy simpático, un vídeo muy gracioso y más de un millón de reproducciones.

Pero… ¿Qué tiene que ver con Ulises Carrión?

Todo. Pues el reggaeton es un género marginado –aunque contrario a la poesía de Carrión, muy popular– al grado de que los puristas consideran que no es música.

El abuelo Melquiades vio en esta música una forma de incentivar a la gente a crear y no sólo cantar “felices los cuatro”. Por eso da un método.

Y así como los discos visuales de Octavio Paz pretendieron romper el paradigma lector-poeta, el vídeo del anciano se puede entender como una forma de romper el tabú de que sólo los genios o talentosos pueden hacer música.

A continuación les dejo el vídeo de Melquiades, para que juzguen por sí mismos si es o no una joya.

Anuncios

0 comments on “Del abuelo Melquiades a Ulises Carrión, o al revés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: