Ingenieros del mar

Por Sarai Jerónimo-Aguilar

La semana pasada asistí al Congreso Mexicano de Arrecifes Coralinos en la ciudad de Chetumal organizado por la Sociedad Mexicana de Arrecifes Coralinos. En dicha reunión, investigadores y estudiantes que han enfocado sus estudios en estos hábitats presentan los avances que han tenido en dos años de trabajo, mediante ponencias y sesiones de carteles. En este evento conocí a mucha gente, aprendí cosas nuevas y tuve el mejor refresh de temas relacionados al conocimiento de los arrecifes de coral. Dentro del programa planeado por los organizadores estuvo la presentación –a manera de premiere– del documental Chasing Reefs, el cual fue producido por las mismas personas del documental Chasing Ice, ambas producciones originales de Netflix. Honestamente luego de ver dicha producción, me quedé impactada por un par de aspectos; el primero, fue que a pesar de que todas y cada una de las personas que asistimos a este congreso sabemos la condición crítica en la que se encuentran los arrecifes del mundo, la perspectiva que abordan los creadores de este documental es tan concisa y directa que es inevitable impactarse con los videos e imágenes que muestran. Luego, el segundo aspecto que me causó mucha curiosidad fue el gran asombro con el que reaccionan los involucrados en la producción del documental al entender qué es un coral. Y es así como toda esta introducción nos lleva entonces al cuarto tema para este artículo que escribo para Jamlet –y en esta parte aprovecho para disculparme con los lectores que sigan mis textos por la demora en escribir de nuevo-, y es que una vez más, para que el ser humano pueda adquirir ese sentimiento de identidad y por ende de protección y conservación de cualquier cosa es importante definir conceptos, por ello cuestionémonos entonces… ¿qué es un coral?

Responder esta pregunta no es sencillo, porque creo que ninguna definición teórica que podamos encontrar en libros o textos científicos llega a idealizar del todo la complejidad de estos seres vivos, pero por algo hay que empezar. Los corales son animales invertebrados –sí… ¡ANIMALES!- pertenecientes al grupo de los cnidarios, se definen como el conjunto de individuos idénticos –pólipos- que forman colonias tan grandes e importantes que dan origen a todo un hábitat conocido como arrecifes de coral.

Screenshot at jun 24 15-45-29
Pólipo de Acropora palmata

Los corales tienen la capacidad de segregar carbonato de calcio, constituyente principal del “esqueleto” calcáreo que los forma, el cual les da la apariencia de roca y al ser sésiles –fijos al sustrato- ocasiona que muchas personas crean que son seres inertes o elementos del paisaje inanimados. Esta capacidad de producción de carbonatos varía de una especie a otra, lo que ocasiona que la presencia de ciertas especies –en general las de los géneros Acropora y Orbicella– promueve el establecimiento de los arrecifes, es decir, cuando estas especies mantienen sus poblaciones, entonces el arrecife perdura, pues son la base de la formación de los mismos.

Pero esto no es todo lo sorprendente de los corales, pues además de tener estas capacidades fisiológicamente indescriptibles, mantienen diversas interacciones con seres vivos de muchos otros grupos, pero específicamente una de ellas es de vida o muerte, ya que son pequeñas algas verdes las que les permiten incorporar procesos de fotosíntesis –aunque sean animales y no plantas- como estrategias para adquirir alimento; con esto entonces tiene sentido también el por qué siempre la distribución de los arrecifes coralinos está delimitada a aguas poco profundas -pues la radiación es indispensable para la fotosíntesis- y en consecuencia a regiones costeras, lo que ocasiona que sea un hábitat altamente influenciado por actividades antropogénicas –como casi todos los sistemas naturales asociados a las zonas costeras-.

Screenshot at jun 24 15-46-08
Pigmentación verde en coral conferida por algas

¿Verdad que los corales son organismos altamente complejos e increíblemente indispensables en la naturaleza?… Bueno, pues como siempre no todo es miel sobre hojuelas y menos cuando la existencia del humano no concuerda con el equilibrio y por ello la normatividad creada para la protección de éste hábitat originado por los corales no es respetada como se debería. En general todos los arrecifes de coral del mundo –sobre todo los del llamado tercer mundo- están siendo afectados por los asentamientos asociados a las zonas costeras, pues es bien sabido que cuando queremos ir de vacaciones, las playas son por excelencia el primer destino que aparece en los planes, y es que claro.. quién no quiere tomarse un coco frío mientras disfrutamos de los servicios que el mar nos proporcionan, los cuales van desde contemplar todos los tonos de azul que puedas imaginar, relajarte con el sonido de las olas, o degustar un delicioso pescado fresco. La cosa está cuando después de broncearnos un rato, decidimos cubrir nuestra piel con el bloqueador solar más potente y entrar al agua, sin pensar en que el agua enjuagará todas las sustancias que este producto contiene y terminarán disueltas en la misma masa de agua que los corales filtran para alimentarse. Tampoco somos conscientes de a dónde van a parar todas las aguas residuales de las localidades playeras que visitamos, muchas de las cuales -al menos en México- no cuentan con un tratamiento previo antes de ser descargadas al mar. Es entonces que el agua marina en la que los corales crecen está llena de compuestos dañinos, no solo para ellos, sino para toda la comunidad de organismos que albergan. En pocas palabras, es como si rociáramos una mezcla de gas tóxico en una zona residencial llena de gente.

Toda esta situación empeora aún más para la sobrevivencia de los corales, pues además de que las masas de agua en las que viven están contaminadas en extremo, aumentan su temperatura año tras año. ¡Sí!… el calentamiento global existe a pesar de lo que muchos gobiernos -te hablan Trump- y gente aseguran… y la muerte de metros y metros cuadrados de arrecifes coralinos por blanqueamiento son una prueba de ello. ¿Blanqueamiento? ¿Y eso qué es? Bueno pues es el proceso en el cual, debido a la alta de temperatura en el agua las algas verdes que viven en conjunto con los corales mueren y entonces solo queda el esqueleto calcáreo que forman los corales y es entonces que esta relación obligada que los corales mantienen con las algas, pasa de ser una ventaja sobre otros animales, a una desventaja que resulta en una inminente muerte.

Screenshot at jun 24 15-46-16
Captura de una colonia coralina antes y después de un proceso de blanqueamiento

La situación es muy complicada ya que las poblaciones humanas van en aumento, con ello la colonización de las zonas a lo largo de la línea de costa también va al alta y es así como las emisiones de dióxido de carbono y gases de invernadero, que contribuyen al calentamiento global, se incrementan de igual manera. Y ya sé que tal vez pensarás ¿entonces qué caso tiene hacer algo si de igual forma los corales van a morir?… La respuesta está en modificar nuestros hábitos e intentar implementar en nuestra rutina diaria pequeños cambios que puedan disminuir el impacto de nuestra presencia en el planeta. No es una tarea fácil, pero solo el origen del problema podemos manejarlo nosotros y tal vez este cambio pueda empezar en ser conscientes de que no somos los únicos que vivimos en la Tierra y que todas las actividades que realicemos -día a día- tenemos que desarrollarlas pensando siempre en las consecuencias que acarrearán para los demás seres con los que compartimos el planeta.

En esta ocasión el cierre no es tan optimista, pero es que en temas como éste solo queda ser realistas y de verdad tomarlo como cosa seria. Al menos de mi parte espero poder haber sembrado la semilla en cada uno de los lectores de este texto, pero como siempre he pensado, una imagen dice más que mil palabras, por lo que les dejo el link del trailer de este increíble documental. Aún no lo han estrenado, pero espero que puedan darse un tiempo para checarlo y les aseguro que les quedará aún más clara la deplorable situación a la que hemos orillado a los arrecifes de coral junto con muchos otros organismos de muchos otros hábitats.

Link Netflix “Chasing corals”

Link página SOMAC

http://www.somac.org.mx/

Anuncios

Un comentario sobre “Ingenieros del mar

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: