Siete poemas de Nicolás Guillén que te harán bailar

Si la poesía es ritmo, musicalidad y pasión, el poeta cubano Nicolás Guillén es uno de sus directores de orquesta que entendió al cien por ciento que los versos nos debían hacer bailar.

Guillén, nacido en Cuba y uno de los máximos representantes de las letras anfro-antillanas, pudo recorrer el mundo para codearse con los mejores poetas, pintores y escritores de su época.

De su labor política mucho se ha hablado y ha sido fuertemente criticado; sin embargo Jamlet no tiene ganas de meterse en polémicas estériles y por esa razón decidió escoger siete de sus poemas favoritos del autor de obras como Motivos de son y Sóngoro Cosongo.

 

Canción

¡De que callada manera

se me adentra usted sonriendo,

como si fuera la primavera !

(Yo, muriendo.)

 

Y de que modo sutil

me derramó en la camisa

todas las flores de abril

 

¿Quién le dijo que yo era

risa siempre, nunca llanto,

como si fuera

la primavera?

(No soy tanto.)

 

En cambio, ¡Qué espiritual

que usted me brinde una rosa

de su rosal principal!

 

De que callada manera

se me adentra usted sonriendo,

como si fuera la primavera

(Yo, muriendo.)

 

***

 

Alma música

Yo soy borracho. Me seduce el vino

luminoso y azul de la Quimera

que pone una explosión de Primavera

sobre mi corazón y mi destino.

Tengo el alma hecha ritmo y armonía;

todo en mi ser es música y es canto,

desde el réquiem tristísimo de llanto

hasta el trino triunfal de la alegría.

 

Y no porque la vida mi alma muerda  

ha de rimar su ritmo mi alma loca:

aun mas que por la mano que la toca

la cuerda vibra y canta porque es cuerda.

Así, cuando la negra y dura zarpa

de la muerte destroce el pecho mío,

mi espíritu ha de ser en el vacío

cual la postrera vibración de un arpa.

Y ya de nuevo en el astral camino

concretara sus ansias de armonía

en la cascada de una sinfonía,

o en la alegría musical de un trino.

 

***

 

La tarde pidiendo amor…

La tarde pidiendo amor.

Aire frío, cielo gris.

Muerto sol.

La tarde pidiendo amor.

 

Pienso en sus ojos cerrados,

la tarde pidiendo amor,

y en sus rodillas sin sangre,

la tarde pidiendo amor,

y en sus manos de uñas verdes,

y en su frente sin color,

y en su garganta sellada…

La tarde pidiendo amor,

la tarde pidiendo amor,

la tarde pidiendo amor.

 

No.

No, que me sigue los pasos,

no;

que me habló, que me saluda,

no;

que miro pasar su entierro,

no;

que me sonríe, tendida,

tendida, suave y tendida,

sobre la tierra, tendida,

muerta de una vez, tendida…

No.

 

***

 

Los fieles amantes

Noche mucho más noche; el amor ya es un hecho.

Feliz nivel de paz extiende el sueño

como una perfección todavía amorosa.

Bulto adorable, lejos ya,

se adormece,

y a su candor en la isla se abandona,

animal por ahí, latente.

¡Qué diario infinito sobre el lecho

de una pasión: costumbre rodeada de arcano!

¡Oh noche, más oscura en nuestros brazos!

 

***

 

Madrigal

Tu vientre sabe más que tu cabeza

y tanto como tus muslos.

Esa

es la fuerte gracia negra

de tu cuerpo desnudo.

Signo de selva el tuyo,

con tus collares rojos,

tus brazaletes de oro curvo,

y ese caimán oscuro

nadando en el Zambeze de tus ojos.

 

***

 

Mujer nueva

Con el círculo ecuatorial

ceñido a la cintura como a un pequeño mundo

la negra, mujer nueva,

avanza en su ligera bata de serpiente.

Coronada de palmas,

como una diosa recién llegada,

ella trae la palabra inédita,

el anca fuerte,

la voz, el diente, la mañana y el salto.

Chorro de sangre joven

bajo un pedazo de piel fresca,

y el pie incansable

para la pista profunda del tambor.

 

***

 

Sigue…

 

Camina, caminante,

sigue;

camina y no te pare,

sigue.

 

Cuando pase po su casa

no le diga que me bite:

camina, caminante,

sigue.

 

Sigue y no te pare,

sigue:

 

no la mire si te llama,

sigue;

 

Acuérdate que ella e mala,

sigue.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: