Siete pinturas de René Magritte que te harán desconfiar de la realidad

Hace 50 años murió el pintor belga René Magritte, ícono del surrealismo que dio un aire mágico e ilusionista a la corriente que Salvador Dalí llevó a la universalidad.

Sin embargo, antes de llegar a ese punto, pasó por el futurismo, el dadaísmo y el cubismo, entre otras corrientes, hasta ser considerado el referente surrealista de su país.

Más tarde, como sucedió con otros artistas, Magritte decidió alejarse de ese movimiento y seguir por su cuenta… e incluso volvió a Bruselas –harto de la vida atareada de París— para poder seguir creando.

El cuadro más famoso del pintor es, sin duda alguna, La traición de las imágenes (Esto no es una pipa) que es la portada de este texto; pero su obra fue vasta y dejó una huella indeleble en decenas de artistas que lo conocieron y que se dejaron influenciar por el poder creativo del pintor belga.

Por esa razón, Jamlet ha decidido escoger siete de sus pinturas favoritas de Magritte, para que nosotros –como él mismo lo plasmó y planteó en sus obras– dudemos de la realidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: