Seis pinturas de Emilio Pettoruti que nos harán viajar a Argentina

Jamlet, por azares del destino, recorrió hace un par de años las calles de Buenos Aires, en un octubre del que poco recuerda, salvo los siguientes dos párrafos que dejó escritos en su diario nada personal.

Una tarde nublada en Buenos Aires, con los pies cansados de tanto caminar, busqué refugio en el Museo Nacional de Bellas Artes. Unos pasos antes de entrar, la lluvia ya caía de poco a poco.
Vagué por los pasillos hasta que, en una de las salas más solitarias, encontré al hombre de la flor amarilla de Pettoruti. Y ahí me estacioné por más de diez minutos, esperando descubrir lo que aquel hombre esperaba con tanta nostalgia. Se lo pregunté varias veces, pero nunca contestó.

El hombre de la flor amarilla
El hombre de la flor amarilla

Además, de esa hermosa pintura de Pettoruti, Jamlet quiso regalarles otras cinco obras del artista argentino que aprendió a pintar por su cuenta.

Armonia movimiento spazio
Armonia movimiento spazio
El Morocho Maula
El morocho maula
Sol argentino o Intimidad
Sol argentino o intimidad
Pensierosa
Pensierosa
El improvisador
El improvisador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: