Seis pinturas de Roberto Matta, el último surrealista que renegaba de serlo

“El artista debe mirar al cosmos”, dijo alguna vez el artista chileno Roberto Matta, quien en 2002 falleció luego de declarar –días antes– que ya no pintaba ni escribía.

Matta no solo fue pintor, sino también arquitecto, humanista y poeta… Y su reconocimiento en Chile tardó en llegar, sobre todo porque durante la dictadura de Pinochet al artista nunca se le perdonó su izquierdismo.

Otro pasaje que marcó la vida de Matta fue su contacto con los surrealistas. Cada que le preguntaban o le decían que era el último surrealista vivo, el pintor chileno decía que su único mérito es haber sido amigo de surrealistas como Dalí, Eluard y Breton.

Sin embargo, mirando sus pinturas y leyéndolo, uno se da cuenta que, a pesar de la distancia que quiso tomar, su mundo se plegaba al de los surrealistas más reconocidos.

Por esa razón –y recordando que Matta ya no quiso volver a Chile ni cuando le dieron el Premio Nacional de las Artes— Jamlet escogió sus seis pinturas favoritas del artista que, según dicen, presumía de haber nacido el once del once del once (11 de noviembre de 1911).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: