Agenda Jamlet Cine

Carmen y Lola, o el amor (imposible) de dos gitanas

No hay nada más valiente que defender contra viento y marea una idea en la que crees, aunque todo el mundo se ponga en tu contra, y eso es justamente lo que ha hecho la directora de cine Arantxa Echevarría (Bilbao, 1968) con su ópera prima Carmen y Lola, una película que le ha valido la nominación a ocho Premios Goya.

Cabe mencionar que también este filme la ha convertido en la primera directora de cine español seleccionada en la Quincena de Realizadores del icónico Festival de Cannes. Pero como sé que nombrar galardones y reconocimientos no es suficiente para que se convenzan de verla, les cuento un poco la trama.

La película narra la historia de amor entre dos mujeres lesbianas y gitanas, es decir, dos mujeres que tienen el camino más difícil que muchas, pues pertenecen a una comunidad que aún considera que las niñas deben dejar la escuela a los 16 años para casarse y que su única meta debe ser la de tener hijos.

Con esta historia fue como Echevarría ha conseguido enemistarse con los gitanos, quienes enviaron, desde el casting, a pastores que la describían como el demonio y le sentenciaban la muerte, sin mencionar los insultos y escupitajos que recibió en la calle por parte de los integrantes de este grupo social.

Las críticas también vinieron (paradójicamente) de la Asociación Gitanas Feministas por la Diversidad, las cuales la llamaron “payocentrista”, entre otros muchos agravios que no vale la pena mencionar; lo que sí es que se debe reconocer lo complicado que se volvió el rodaje de la cinta, pues incluso las actrices Zayra Morales y Rosy Rodríguez (Carmen y Lola en la película), terminaban las grabaciones con lágrimas en los ojos.

Cabe destacar que hace dos años y medio Zayra (de 16 años) quería ser esteticién, mientras que Rosy ya se había casado, era ama de casa y estaba aburrida de la vida ¡a los 18 años!, según cuenta la propia directora de la cinta. Es así como queda en evidencia el doble fondo de esta película, pues no sólo es la historia narrativa, sino también la social que se presenta en la realidad.

La idea de la película surgió hace 6 años, aunque Echevarría siempre quiso contar una historia sobre el primer amor, pero el cómo hacerlo le llegó en 2013, cuando vio la noticia de las primeras gitanas lesbianas que se casaban.

“Era una foto de ellas de espaldas, nombres falsos, a la boda no había ido nadie. Quise sacar esa foto del periódico, darle la vuelta a esas chicas y ponerles nombres: una era Carmen y la otra era Lola”, ha contado la cineasta en varias entrevistas.

En lo personal, no puedo dejar de aplaudir la valentía que tuvo Echevarría con este largometraje en su carrera cinematográfica (que tiene tintes de documental a ratos), que pretende contar la historia de un amor homosexual inmersa en una comunidad patriarcal y machista. Ella logra su objetivo y de forma magistral coloca al espectador ante una situación que no lo dejará indiferente, pero sobre todo, consigue una proclama ante todos sobre el empoderamiento de las mujeres, sin importar la etnia o comunidad a la que pertenezcan.

2 comments on “Carmen y Lola, o el amor (imposible) de dos gitanas

  1. Un tema tabú en la comunidad gitana!!! Muy bien tratado 👏👏👏

    Me gusta

  2. Beatriz Pelechano

    Un tema muy bien llevado dentro de una etnia muy rigurosa en sus vidas y en sus costumbres.
    Enhorabuena Alex me encanta de lo que escribes y lo bien que lo haces
    Sigue así. Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: